+ Filtros
Nueva búsqueda
Filtros
Disponible Palabras exactas Sólo en el título
TiendaCargando...
CualidadCargando...
PrecioCargando...

bry_714588 - LOUIS XIV "THE SUN KING" Quatre sols aux deux L 1693 Paris

LOUIS XIV  THE SUN KING  Quatre sols aux deux L 1693 Paris BC+
60.00 €
Cantidad
Añadir a su cestaAñadir a su cesta
Tipo : Quatre sols aux deux L
Fecha: 1693 Rf
Nombre del taller / ciudad: Paris
Metal: plata
Milésimas de pureza : 833 ‰
Diámetro: 19 mm
Eje de acuñación: 6 h.
Peso: 1,63 g.
Canto: lisse
Comentarios sobre el estado de conservación:
Monnaie frappée sur un flan plutôt large et irrégulier présentant une usure homogène. Patine tachée
N° en los catálogos de referencia :

Anverso


Titulatura del anverso: LVD XIIII. D G (SOLEIL) - FR. ET. NAV. REX..
Descripción del anverso: Buste du Louis XIV à droite, drapé, avec la grande perruque ; au-dessous 1693.
Traducción del anverso: (Louis XIV, par la grâce de Dieu, roi de France et Navarre).

Reverso


Titulatura del reverso: .DOMINE. SALVVM. FAC. REGEM. - A, (LÉGENDE COMMENÇANT À 6 HEURES).
Descripción del reverso: Deux L entrelacées et affrontées sous une couronne, accostées de trois lis posés 2 et 1.
Traducción del reverso: (Que Dieu protège le roi).

Historial


LOUIS XIV "THE SUN KING"

(14/05/1643-01/09/1715)

El reinado de Luis XIV es el más largo y glorioso de la historia de Francia. Hijo de Luis XIII y Ana de Austria, nacido el 5 de septiembre de 1638, el tercer rey borbónico subió al trono en 1643 y permaneció en él setenta y tres años.. Murió el 1 de septiembre de 1715, a los setenta y siete años.. Entre 1643 y 1661, bajo la regencia de Ana de Austria y el ministerio del cardenal Mazarino, el absolutismo se construye a través del combate: lucha interior contra la Fronda, lucha exterior contra España. El reinado personal de Luis XIV comenzó en 1661, cuando el joven rey decidió "gobernar por sí mismo".. La monarquía absoluta alcanza entonces su apogeo, rodeado el rey de un equipo de ministros excepcionales: Le Tellier, Louvois, Colbert, Seignelay. Este período próspero finaliza durante la década de 1680, con los primeros contratiempos, la revocación del Edicto de Nantes (1685), el final de los grandes éxitos externos y la desaparición paulatina del séquito de los primeros años (Colbert muere en 1683, Le Tellier en 1685, Seignelay en 1690, Louvois en 1691). La tercera y última parte del reinado, entre 1685 y 1715, es más difícil. El anciano rey no encuentra tales colaboradores.. Glorioso, este reinado fue primero un reinado guerrero. Nunca Francia conoció tantas guerras: Guerra de los Treinta Años, acabada con el Imperio en 1648, con España recién en 1659, Guerra de Devolución (1667-1668), Guerra de Holanda (1672-1678), Guerra con España (1684 ), Guerra de la Liga de Augsburgo (1688-1697), Guerra de Sucesión española (1701-1713). Nunca conoció más victorias y más conquistas: en 1648, los tratados de Westfalia le dieron Alsacia, en 1659, la paz de los Pirineos, Artois y Rosellón; en 1668, por la Paz de Aix-la-Chapelle, llegó a Flandes; en 1678, por el Tratado de Nijmegen, Franche-Comté. En 1681, el rey anexó Estrasburgo. Las siguientes décadas fueron menos felices: en 1697 (Tratado de Ryswick), Francia cedió Luxemburgo; en 1713 y 1714 (tratados de Utrecht y Rastadt), abandonó Acadia, preludio de la pérdida de América, cincuenta años después. El reinado de Luis XIV corresponde, pues, exactamente a la época de la preponderancia francesa en Europa: Francia suplantó a España; pronto será suplantada por Inglaterra, que posee el imperio de los mares y las extensiones del Nuevo Mundo. A la gloria del rey victorioso y conquistador se suma la gloria del rey administrador, legislador, protector de las artes y las letras.. Luis XIV y sus ministros perfeccionaron la construcción de la monarquía: se reformó la legislación, se sometió a la nobleza, se domesticaron las provincias, se derrocó la herejía, los artistas y escritores se pusieron al servicio del poder real. Lex una sub uno sole: "una sola ley bajo un solo sol": todo debe girar en torno al maestro estelar. Toda Europa siente la atracción y el prestigio de Versalles. La realidad es, sin duda, menos brillante que este halagador programa: la administración real sigue siendo demasiado pequeña para encuadrar realmente al reino más grande y poblado de Europa; los particularismos resisten; los protestantes parten para enriquecer a los enemigos de Francia. Queda el hecho de que es la imagen del rey de la gloria la que se ha impuesto en la memoria, como lo había decidido y querido Luis XIV.. Ahí reside el verdadero triunfo de este príncipe: para Francia y para Europa, para el siglo siguiente y los siglos venideros, para los contemporáneos como para la posteridad, fue y sigue siendo el rey por excelencia.. Monedas y medallas, que nos devuelven el perfil jupiteriano del gran monarca, son parte de esta voluntad y de este éxito.. Luis XIV les prestó especial atención: el Grand Siècle es también un gran siglo de numismática.

cgb.fr uses cookies to guarantee a better user experience and to carry out statistics of visits.
To remove the banner, you must accept or refuse their use by clicking on the corresponding buttons.

x
Would you like to visit our site in English? https://www.cgbfr.com